Detalles del Evento

Miami gana al ritmo de Boston...


El Miami Heat se apuntó su segunda victoria consecutiva en casa al dar cuenta de su ya clásico rival de la Conferencia del Este, los Celtics de Boston en el marco de la Serie de campeonato de la misma con marcador 115-111 en tiempo extra.

La espectacularidad y amplio dominio que logró imponer el equipo miamense en el primer juego de la serie el lunes pasado -cuando la victoria fué de 93-79- simplemente desaparecieron dos días más tarde.

Era de esperar que el equipo de Boston tomara todas las medidas necesarias para contrarrestar el poderío y habilidad de las principales figuras locales, Lebron James y Dwayne Wade. Y efectivamente así fué; Doc Rivers –coach visitante- dió claras muestras de su superioridad como estratega sobre su homonimo local al cerrarle todos los caminos a las penetraciones al aro de James y Wade, uno de los aspectos más letales que utilizó Miami en el primer encuentro. Rivers recurrió a una defensa zonal (que a ratos se combinó con una férrea marca personal) para obligar a su rival a lanzar de media y larga distancia fallando con una ‘regularidad’ abismal, tanto así que Wade fué limitado a solo 2 puntos en la primera mitad. Ahora, si a ello le agregamos los 6 tiros libres que falló James durante el encuentro, el propósito de los bostonianos de limitar las anotaciones miamenses se cumplió con cierta efectividad porque por otro lado Miami le anotó más de 100 puntos, algo que los Celtics no le habían permitido a ningún rival en los juegos de la presente post temporada.

El dolor de cabeza para el Heat tuvo nombre y apellido: Rajan Rondo. El ‘guard’ tuvo el mejor juego de post temporada de su carrera anotando 44 puntos con 8 rebotes y 10 asistencias.. Lo de Rondo no fueron solo números; se movió por todo el rectángulo tanto defensiva como ofensivamente proporcionándole a su equipo todas las variantes posibles y fué el único jugador que participó íntegramente del encuentro (sin descanso).

Indudablemente que el desgaste físico en los primeros dos partidos de ambas escuadras –principalmente Boston por tener mayor promedio de edad- les pasará la cuenta en algún momento de la serie. Por lo pronto desde mañana los pupilos de Spoelstra visitarán el TD Garden en Boston con el propósito de extender la ventaja para finiquitar lo antes posible la serie. Naturalmente los locales buscarán ‘extender su vida’ en su feudo el que por tradición es una plaza muy complicada para cualquier visitante, especialmente si se trata de definir al campeón de la Conferencia, es decir, la antesala al título de la Liga…

Galería de Fotos


Suscríbase a nuestro boletín


Email:


Para Boletínes confiables.